30 KM conseguidos por una buena causa!

6 am suena el despertador!! Ya ha llegado el día! Tanto hablarlo con mis amigas Claus y Nury por wasup, e-mail, skype, … Después de haber promocionado la iniciativa en los respectivos curros y redes sociales … Llegó el día de calzarse literalmente las botas y caminar los 30 km por una causa solidaria: el Hospital de Sant Joan de Déu y su Obra Social.

6:59 am rápido, sino salgo ya, perderé el tren a Barcelona

7:12 am justito pero he llegado un minuto antes de que saliera.

8:15 am Llego a la parada de metro Alfonso X. Es la línea amarilla y ya hay mucha gente equipada para andar los 30 km (incluso algunos para correr). Juntos salimos del metro (los más auténticos eligen las escaleras no mecánicas. Yo reconozco que le quité autenticidad como decía una chica a mis espaldas al ir por la vía cómoda jejejeje) y me encuentro en seguida con Claus, Nury y Miguel Ángel. El día está bastante nublado pero por suerte parece que las cuatro gotas que han caído no irán a más.

8:25 am Recojo el material del equipo de Las Super Nenas (#237) que consiste en los planos del recorrido que nos irán sellando en algunos puntos de control y unas bandas para el cuello que hemos de llevar como identificativo y poder beneficiarnos de la fruta, agua, etc de los puntos de avituallamiento.

8:29 am ya estamos listas para salir
Super Nenas en la Salida

8:30 am nos dan el “pistoletazo” de salida. El primer turó (Colina) que nos espera es el Turó de Rovira, así que empezamos con las primeras subidas.

A partir de aquí ya no recuerdo las horas en las que llegábamos a los diferentes puntos, pero este es un poco el orden y las aventuras que hemos vivido en estos 30 km.

El primer turó como decía es el de Rovira. Aquí nos pusieron el primer sello y también el primer punto con vistas preciosas de Barcelona.
Eli, Claus y Nury en turó de la Rovira

Por ahora está bien señalizado: hay bandas de plástico, flechas y voluntarios en los puntos en los que hay que cambiar de dirección. Aunque aún vamos todos los grupos bastante seguidos y uno no tiene la opción de perderse.

Seguimos al Turó del Carmel, donde nos ponen el segundo sello. Hay que demostrar que no hacemos trampa y nos saltamos alguna subida. Hace un poco de viento, pero con las subidas y bajadas casi no se siente el frío. Si te paras sí hace falta taparse. Las vistas siguen siendo espectaculares. Y eso que si el día fuera más claro aún se vería más bonito.
Eli, Nury y Claus en la BML 2015

Sin detenernos mucho, seguimos al siguiente Turó, el tercer integrante del Parque de los Tres Cerros, el Turó de la Creuta del Coll. No había mucho espacio para estar en este turó y como había varios grupos haciéndose foto con la Cruz, decidimos seguir adelante para no hacer tapón.

A pocos metros en la bajada, está la carpa donde nos ponen el tercer sello. Un cartel nos avisa que la siguiente parada será en el Tibidabo, del que estamos a unos 5 km.

Poco antes de subir está el primer avituallamiento con agua y frutos secos. La verdad es que ya empezaba a tener un poco de hambre y los frutos secos me vinieron genial.

En este tramo sufrí un poco porque había algunas subidas muy pronunciadas y largas con lo que tenías que hacer mucho esfuerzo seguido sin recuperar. En esos momentos en que se me iba a salir el corazón, pensaba: pero si has hecho parte del Camino de Santiago, con esto puedes! o si vas al gimnasio tienes que poder con esto. Y cuando ves que te cuesta tanto te desanima un poco, pero chino chano sigues adelante.

Pasamos por algunos caminos más estrechos pero muy verdes y bonitos. Me gusto mucho esta parte.

Y cuando tras la última subida te esperan con fruta es un gran regalo. Naranjas jugosas cortadas, plátanos y manzanas. Un manjar!

El sello nos lo pusieron más adelante, justo en la Iglesia del Sagrado Corazón donde algunos aprovecharon para hacer alguna parada en las escaleras y seguir disfrutando de las vistas.

Tibidabo

Claus, Eli y Nury en el Tibidabo

En este punto también había lavabos pero había muchísima cola y decidimos seguir adelante. Ahora tocaba ir hacia abajo y la inercia siempre ayuda un poco.

Pasamos por Vallvidrera, desde donde salía la caminata de los 20 km. Aquí sí hicimos parada técnica y recargamos fuerzas con más fruta.

El siguiente punto Sant Pere Martir, también conocido como Puig d’Ossa, tuvo durante mucho tiempo una fortificación militar ya que su visión general de Barcelona ayudaba a controlar la entrada del enemigo vía mar. Aquí era divertido ver el camino que iba subiendo y la cadena de homiguitas humanas coloreada.

Cuando llegas y miras atrás y ves de donde vienes, casi ni te lo crees, parece más lejos
Sant Pere Martir

Ahora tocaba bajar. Menos cardio, impulso de la inercia pero algunas de ellas eran también bastante pronunciadas y eso para las rodillas …

Pasamos por el propio Sant Joan de Déu, donde nos sentamos 10 minutos. Volvía a haber más fruta y agua. Pero aquí vimos gente que llevaban su propio tupper de pasta para coger fuerzas.

A partir de este punto, ya nos esperaba el asfalto y las calles no cortadas de Barcelona. Cuando tenías que pararte por un semáforo … volver a arrancar costaba. En muchos puntos la gente flipaba de ver tanta gente de excursión sin motivo aparente alguno jejejeje.

El asfalto nos dejó KO. Aún no habíamos comido ningún bocadillo, eran casi las 3 y queríamos llegar a Montjuic para comer ahí con calma.

Pasamos por la maternidad, donde un cartel nos anunciaba que quedaban 11 km. Y pensamos 1 para Montjuic!!! Ese 1 km, fue más de 1 y se nos hizo eterno.

Entre las calles de Barcelona, algunos voluntarios nos seguían indicando el camino. Pero quisiera destacar a dos voluntarias jóvenes cerca de Sants, que nos dieron muchos ánimos con aplausos y vítores a todos los caminantes.

Y tras muchas vueltas, donde no sabes si estás lejos o cerca de tu meta, llegamos por fin a Plaza España. Cruzamos María Cristina y vimos el punto de partida de los 10 km.

BML en Montjuic

Pero la zona picnic y donde ponían el sello estaba en el Castillo. Así que seguimos adelante.

En Montjuic había algunos puntos menos señalizados donde casi todos los caminantes nos sentimos perdidos sin saber para dónde ir. Pero con un poco de orientación más o menos volvimos a encontrar flechas y seguimos.

En el Castillo de Montjuic, nos esperaba más fruta, lavabos, música, pero la mayoría de stands ya estaban recogiendo. Y sólo eran las 4 de la tarde. En teoría a la Plaza de la Catedral se podía llegar hasta las 6. Pero no perdimos el sentido del humor🙂
BML Castillo Montjuic

Comimos en 20 min y seguimos los últimos 5 km que nos quedaban. Las vistas del puerto desde Montjuic eran muy bonitas.

Y al llegar a Paralel nos encontramos el último punto de fruta. Teníamos tantas ganas de llegar que sin querer aceleramos el paso y por fin, llegamos.

Miguel ángel nos estaba esperando y avisó al animador de que llegaban las super Nenas así que tuvimos un gran recibimiento!!!

BML llegada

BML Catedral

Los datos finales de la Caminata:

  • 10.000 participates
  • 753 equipos
  • 600 voluntarios
  • 60 empresas e instituciones colaboradoras
  • 4 vueltas solidarias a la tierra
  • 209.427 euros recaudados

Enhorabuena!!!!!

Esta entrada fue publicada en Ocio y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s