Taller de generación de ideas empresariales I

¿Cómo surgen las ideas innovadoras que cambian la vida de las personas?
¿Todas las buenas ideas han de implicar innovación?
¿Sólo los genios o visionarios pueden tener ideas que triunfen?
¿La idea sola basta?

Son preguntas a las que me enfrento a la hora de plantearme si yo podría emprender.
La emprendeduría no es una ciencia exacta y es lo que estoy aprendiendo en el Taller de generación de ideas empresariales que ofrece Barcelona Activa, de la mano de Jaume Amill.

Hay 3 puntos importantes desde los que partir a la hora de generar ideas:

  1. El origen de las ideas: Puedes partir de tu experiencia laboral, de tus hobbies o de la observación de los cambios sociales
  2. La metodología: Puedes copiar una idea, copiarla y mejorarla o innovar
  3. El mercado: Puedes querer cubrir necesidades no satisfechas, dirigirte a un grupo pequeño de personas con necesidades específicas, entrar en un mercado maduro sabiendo que lo puedes mejorar, etc.

Pero las ideas solas no son suficientes. Tiene que haber una persona detrás que la impulse. Y TODOS, podemos escaparnos de nuestra forma habitual de pensar y ver esas oportunidades.

Además, hay que tener presente que no es tan importante el cómo sea una persona sino los comportamientos que siga para emprender. Y los comportamientos se pueden aprender🙂

La práctica crea el hábito

Estos son los 10 comportamientos básicos que un emprendedor de éxito ha de tener:

  1. buscar oportunidades: pensar constantemente en iniciativas
  2. buscar información útil
  3. fijar tus propias metas, tus retos realizables (ni demasiado fácil ni imposible)
  4. ser perseverante sin llegar a obcecarse
  5. planificar y seguir la evolución de tus metas. Aquí las personas sin costumbre de gestionar su tiempo, tienen que hacer un gran esfuerzo a la hora de planificar. Pero nada que la voluntad no pueda resolver
  6. calcular los riesgos. No siempre se ha de ser una persona que lo arriesga todo, pero sí saber ver los pros y contras y en base a ello tomar decisiones
  7. ser persuasivo sin manipular y tejer redes de apoyo (los contactos útiles a la hora de desenvolverse por la vida). Personalmente pienso que si uno realmente cree en el potencial de su idea, involuntariamente se comunica esa ilusión y es más fácil convencer a la gente (persuadir) y vender
  8. exigir eficiencia y calidad. No sólo en los demás, si tienes un equipo, sino en uno mismo
  9. ser cumplidor
  10. tener autoconfianza e independencia. Es decir, ser responsable de lo que pasa, de lo que creas. Y si las cosas van mal, no caer en el rol de víctima sino ser parte de la solución.

¿Cómo lo ves? Ahora como digo yo, hay que pensar en la idea de los miles de millones😛

Esta entrada fue publicada en Trabajo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s