Despertar

Un día soñé
y años después desperté
en el nuevo Mundo.

Su fina tierra se escurre
acariciando mis dedos al caer.
Rojiza como el color del corazón
se eleva al cielo
o agrieta la piel de la tierra.

El sol envía su fino manto
sobre mi blanquecina piel.

El viento enreda en mi cabello
el olor de la vida.

Los caminos guían mis pies
por su historia
hasta que he de marchar.

Un día soñé
y al día siguiente recordé
que lo puede tocar.

Esta entrada fue publicada en Pensando en ... y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s